web-archive-ar.com » AR » R » REVISTACONTRATIEMPO.COM.AR

Total: 310

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".
  • contratiempo
    se proyecte Buenos Aires y no Río de Janeiro o Miami Si en cambio las acciones están guiadas por la inmediatez del mero carácter instrumental o por la importación de modas sin tener en cuenta que las formas responden a nuestros modos de habitar el mundo se conseguirá una obra que servirá tanto aquí como en Río o en Miami Servirá en cualquier lado Y el hombre tendrá esa misma impresión de estar en cualquier sitio La cuestión es que actualmente nuestros modos de habitar han cambiado esencialmente Si en el Siglo XVII la gente se sintió perturbada por los grandes descubrimientos científicos que le abrieron las puertas a un universo infinito a un abismo negro inconmensurable y absolutamente desconocido aún faltaba un tiempo para los primeros viajes espaciales en la actualidad otro espacio nos está provocando la misma sensación abismal y desconcertante Con la entrada a la virtualidad comprendimos que el mundo real el mundo de las ficciones y el de la locura ya no eran los únicos posibles En principio en el nuevo orden regido por las nuevas tecnologías sobrevuela la idea de la intermediación de una interrupción entre lo otro y yo Justamente una de sus principales características es el regateo del cuerpo de la experiencia directa Cuando Pascal decía que no hay nada más irritante para un ser humano que otro ser humano seguramente no se imaginaba que unos siglos después el problema podría empezar a resolverse Si la humanidad del otro irrita molesta o provoca el mundo virtual nos ahorra el mal momento Es decir no solamente nos da la oportunidad de metamorfosearnos sino que también el otro queda de alguna forma sujeto a mis proyecciones Esta retirada del cuerpo que permite la simultaneidad y la ausencia del tiempo cronológico crea nuevas formas de relación

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/internet.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    la muerte merodeando como cuervo sobre su presa en las desnutridas provincias argentinas O solapada en formato negociado y a largo plazo Muerte importada De afuera también llegó enlatada mucho cine bélico de Estados Unidos y series de policía científica de esas donde los protagonistas centrales son justamente el cadáver y la eficiencia tecnológica tal vez a su manera la ficción logre reparar la realidad del negro setiembre del 2001 hasta las comedias blancas se volvieron ligeramente grises Claro está que no fue en este año cuando se inauguró la costumbre de matar a desocupados combativos o a jóvenes humildes de las barriadas del conurbano bonaerense Tampoco es nuevo que familias enteras vivan de los grandes basurales ni que el otro se haya vuelto un enemigo Mucho menos no fue en el 2002 cuando los niños empezaron a morirse de hambre en la Argentina La nefasta historia viene de lejos y está muy lejos de ser discontinua El asesinato de una niña puede voltear un gobierno como ocurrió en Catamarca hace doce años Pero también pueden morir por día en Tucumán Santiago del Estero Misiones o a veinte cuadras del centro y desde hace más de doce años miles de

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anteriores7.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    Los personajes adultos responden a estereotipos que vienen heredados de lejos y contra los que no oponen resistencia alguna la autoritaria ama de casa la vieja chismosa el vago y borracho el profesor engreído y el satisfecho cobrador de rentas Para ellos la existencia está pautada por una serie de gestos acciones y palabras que se suceden una y otra vez hasta el hartazgo Incluso el amor que siente Doña Florinda por el Profesor Jirafales parece la repetición de una telenovela un mal libreto del que es imposible salir qué milagro verlo por acá no será mucha molestia un día tras otro En este contexto de conductas prefijadas aparecen los niños Nada queda en pié con el Chavo y sus amigos ni los espacios ni el lenguaje ni los símbolos de la autoridad Si el Señor Barriga recibe un pelotazo que lo tira al piso cada vez que viene a cobrar la renta tampoco el maestro corre mejor suerte Cuando Doña Florinda les dice que sólo con el estudio y la lectura podrán parecerse de grandes al Profesor Jirafales los chicos se apresuran a cerrar los libros que estaban leyendo Ese espejo indudablemente resulta aterrador Pero mientras Quico la Chilindrina y Ñoño de una forma u otra ya empiezan a reflejar los gestos de sus mayores las picardías de la nena la superioridad que siente Quico frente a la chusma y la ejemplaridad de Ñoño reproducen sucesivamente la astucia de don Ramón el desdén de Doña Florinda y la solvencia del Señor Barriga es el Chavo el que desestructura desde la misma base del lenguaje la vida en la vecindad El Chavo no tiene padres ni tutores a la vista no es un eslabón más de la monstruosa cadena de herencias y de infinitos reflejos Es un ser único que

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anteriores8.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    aquéllo de lo que está huyendo La idea de irrealidad que flota entonces en la ciudad implicaría que la verdadera identidad está dada por sus actividades laborales y que lo que queda sin ellas sería apenas una sombra A veces ocurre sin embargo que las sombras son más interesantes que los cuerpos iluminados Y que las horas supuestamente muertas están increíblemente vivas Cada número rojo en el calendario es en principio una retirada de la concertación y una apertura a nuevos códigos Superado el primer momento el shock que nos provoca por ejemplo un jueves a la mañana en silencio la ciudad se va recomponiendo lentamente en un perfil desconocido Calles plazas edificios y hasta la misma gente se nos presentan como si de golpe nosotros los que nos quedamos también nos hubiéramos trasladado a otro sitio vagamente familiar No solamente falta el vecino o están cerrados los negocios de la cuadra los itinerarios los recorridos los atajos y hasta los imprevistos de la rutina diaria se ven abruptamente trastornados El ruido del esporádico colectivo que escuchamos de pronto un llamado telefónico equivocado un cruce casual de miradas durante el vagabundeo errático por las calles desiertas siempre provocan inquietud a diferencia de los otros días en los que por exceso de estímulos estamos medio anestesiados Es como si la ciudad seleccionara instantes sonidos imágenes olores y los recortara contra el vacío instaurando un nuevo orden de cosas el estar aquí cuando se tendría que estar por mandatos sociales en lugares placenteros implica a la vez una involuntaria complicidad al margen de que cada uno lo tome como un castigo una necesidad o una elección cada uno de esos acontecimientos en vez de estar encadenados como en los días hábiles se hallan suspendidos por un tiempo que definitivamente nunca será utilizable

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anteriores9.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    serio y alejado de las frivolidades La despreocupación estatal por la cultura y por consiguiente la proliferación de cultura paga impartida en centros que responden a las mecánicas de la economía de la exclusión fue el primer paso para desmantelar la capacidad crítica de las nuevas generaciones Y aún más hasta los propios centros estatales del saber se vieron viciados por esa mecánica mercantilista porque los que quedaron por razones de supervivencia debieron adaptarse a las mismas leyes que supuestamente condenaban Así el campo del pensamiento quedó en poder de las mismas fieras que lo estaban destrozando La tarea sistemática de hacerle olvidar a un pueblo su capacidad de cuestionar a través de todos los medios posibles y contando muchas veces con la complicidad de medios supuestamente prestigiosos va encontrando sin embargo sus límites Tal vez las fechas claves sean el 19 y 20 de diciembre del 2001 O tal vez se trate de una sumatoria de hechos que ahora está resultando demasiado pesada los negros años del proceso las promesas incumplidas en la democracia las traiciones reiteradas la impunidad de los grandes negociados que trajeron la miseria económica y moral la expulsión de la vida activa de miles de personas el desamparo sanitario y social y la muerte Esa muerte que parece cerrar un macabro círculo vicioso pasamos años recordando a los desaparecidos de la dictadura y seguimos enterrando cadáveres en plena democracia Los muertos de esa política nefasta legalmente constituída y ratificada durante casi diez años esas víctimas que desde rostros desnutridos y cuerpos moribundos lastiman como puñales en la memoria de alguna forma también estuvieron presentes el domingo Ya no somos inocentes y jamás lo volveremos a ser Ya no tenemos la excusa del desconocimiento o la ignorancia Ni siquiera del miedo Ya no nos basta con

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anteriores10.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    el calendario de vacunación y que les reflota antiguos temores de una infancia que de a poco van dejando atrás También preguntan con cierta insistencia por la nueva enfermedad que nació allá en Oriente y se cercioran de que efectivamente ese Oriente quede bien lejos de la Argentina Santa Fé también está en sus conversaciones Tienen entre 10 y 11 años van a la escuela Primera Junta ubicada sobre la Avenida Rivadavia la misma vía por la que vieron desfilar tantas veces a los grupos piqueteros en sus marchas de Liniers a Plaza de Mayo Algunos de ellos ya tienen experiencia en esto de responder a los medios dos años atrás y en representación de la escuela fueron invitados a un programa de Radio Mitre Allí hablaron de las cuestiones candentes del momento y lanzaron a quemarropa sus opiniones sobre las torres recién derribadas sobre un ex presidente preso por venta de armas y sobre el que estaba en funciones pero que no hacía absolutamente nada por paliar el hambre en las provincias Al fin y al cabo saliendo de la capital también es Argentina había razonado Milena de entonces 9 años Ahora en diálogo con Contratiempo con los rostros encendidos y la urgencia por hacerse escuchar los chicos hablaron de Santa Fé Necesitamos un gobierno consciente que logre cambios y mejore la protección de Santa Fé y de toda la Argentina Todos deberían cumplir con sus obligaciones Julián 11 el portavoz del grupo se queda pensativo y concede La ayuda de las donaciones no es suficiente pero hasta ahora está bien Para mí que el gobierno tendría que ocuparse de las calles debe mejorar los desagües Camila 11 Yo creo que habría que hacer cambios en los desagües pluviales para que todo vaya directamente al río y no se

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anteriores11.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    agita en ovaciones Castro levanta la mano y saluda Lunes 26 a la noche frío en Buenos Aires Fidel Castro va a dar una conferencia en el Aula Magna de la Facultad de Derecho Hay capacidad para 800 personas Pero vienen muchas más cinco siete mil parecen un millón La cuestión es que la sala resulta chica Y después de idas y vueltas Castro decide hablar afuera en las escalinatas Así lo ven todos en vivo y en directo para sufrimiento de su imbatible custodia Habla durante más de dos horas Es Fidel Castro y está allí Tu mano gloriosa y fuerte sobre la historia dispara susurramos por lo bajo lamentablemente ya un poco alejados de la escena mientras en la cabeza desfilan los combativos recuerdos juveniles desfila nuestra militancia allá por los años 80 cuando imaginar una situación como ésta entraba en el terreno de la literatura fantástica Fidel aplaudido en el Congreso no estuvieron precisamente los proletarios Fidel aclamado por una multitud en la siempre difícil Facultad de Derecho hueso duro de roer para cualquier juventud universitaria de izquierda Fidel Castro llevándose toda la atención en esta semana de visitas y cambios políticos Qué tiempos extraños como diría

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anteriores12.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive

  • contratiempo
    principio el cuadro es muy parecido al de épocas pasadas la vieja camioneta con los parlantes en el techo deambula por las calles vociferando ofertas y servicios varios indiferente al paso del tiempo y a las nuevas tecnologías comunicacionales Como era previsible las campañas electorales no podían desaprovechar semejante oportunidad por lo que a los anuncios de increíbles descuentos en supermercados y de inolvidables noches en algún club nocturno se suman los nombres de los candidatos sus virtudes un eslógan oportuno y en ciertas ocasiones hasta lo que harían en caso de ser elegidos La voz que inunda la atmósfera de buenas intenciones y promesas de futuro intenta de alguna manera recrear aquel vínculo que lograba antaño con la gente del lugar Directo y austero el mensaje oral se instala con la espontaneidad de las charlas de vereda y la algarabía de la feria comunal recreando en versión moderna la forma primitiva del juglar que pasaba por los pueblos y recitaba a viva voz las últimas novedades de la comarca A la vez esa voz amplificada por los altoparlantes que llega hasta los más íntimos rincones y que no puede ser apagada ni desoída pretende demostrar que el candidato anunciado provenga de la ideología que provenga está presente incluso en el territorio de lo doméstico en la cotidianeidad del hombre común ilusión que suele surtir un gran efecto en aquellos sectores que sienten la postergación durante todo el resto del año Este recurso renace en un momento en el que la figura del vecino va adquiriendo una nueva dimensión a través de las asambleas barriales y los reclamos populares espontáneos Resurge en un momento en que el barrio mismo empieza a tener protagonismo en la escena política y social de la ciudad a diferencia de las décadas anteriores en que

    Original URL path: http://www.revistacontratiempo.com.ar/anter13.htm (2015-01-09)
    Open archived version from archive



  •